M E N U

 
inicio
presentación
preguntas
terapia
autoayuda
contactar
noticias
 
 
946 033 246
629 245 728

La terapia conductual mejora el sueño y la vida de los pacientes con dolor

dolorLa terapia cognitiva conductual para el insomnio mejora significativamente el sueño de los pacientes con dolor crónico de cuello o de espalda y también reduce el grado en que el dolor interfiere con su funcionamiento diario, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Rochester Medical Center.

El estudio, publicado en línea por la revista Sleep Medicine, demuestra que una intervención conductual puede ayudar a los pacientes que ya están tomando medicamentos para el dolor y que podrían ser reacios o incapaces de tomar medicamentos adicionales para tratar trastornos del sueño.

"Esta terapia marca una gran diferencia en estos pacientes", dijo Carla R. Jungquist, F.N.P., Ph.D., del Laboratoria de Investigación del Sueño y Neurofisiología del Centro Médico, que es la autora principal del artículo de Sleep Medicine. "Hemos visto efectos del tratamiento muy buenos".

Para el estudio, una enfermera terapeuta impartió ocho semanas de terapia cognitivo conductual, que incluía restricción del sueño, control de estímulos, higiene del sueño, y una sesión dedicada al análisis de los pensamientos catastróficos sobre las consecuencias del insomnio.

"Este estudio realmente pone de manifiesto que esta terapia puede ser administrada con éxito y de manera muy eficaz por enfermeras experimentadas," dijo Jungquist. "La formación de enfermeras en la prestación de este tipo de terapia se traducirá en una mejor atención para los pacientes. En la actualidad, el acceso a esta terapia es limitado, los terapeutas entrenados son pocos y la mayoría son psicólogos".

Los pacientes con dolor crónico a menudo utilizan el sueño como un escape. Estos pacientes tratan de dormir cuando no tienen sueño, duermen en lugares distintos al dormitorio y, cuando están en él, realizan conductas de no dormir, tales como ver televisión y descansar de un dolor de espalda, informan los investigadores.

El uso de la terapia conductual en vez de añadir más medicamentos a su lista es un método más saludable y más seguro de tratamiento para los trastornos del sueño, en palabras de Jungquist.

"Nosotros establecemos una estructura para el tiempo que se pasa en la cama en la cama", explicó Jungquist. "Nos centramos en los pensamientos negativos de un paciente sobre el sueño y modificamos la conducta de sueño no saludable. Modificamos los hábitos, incluyendo el uso de cafeína o alcohol. Instruimos a la gente a no hacer nada en la cama, excepto dormir o practicar sexo".

En el estudio han participado veintiocho pacientes. Se les siguió a través de diarios de sueño detallados. Se midió su dolor y el estado de ánimo utilizando varios métodos estándar durante el período de estudio. Los pacientes fueron seguidos durante seis meses después del tratamiento. Los investigadores esperan informar en breve acerca de los efectos del tratamiento.

Los investigadores creen que la terapia cognitivo-conductual es tan eficaz como otros tratamientos ensayados para el insomnio y el dolor crónico y, en algunos casos, es más eficaz que otros tratamientos.

Los investigadores han desarrollado un manual de fácil uso que describe cada paso de cada sesión de tratamiento. Puede ser utilizado para capacitar a más terapeutas.

Fuente:
Michael Wentzel
Universidad de Rochester Medical Center

 

[volver]