M E N U

 
inicio
presentación
preguntas
terapia
autoayuda
contactar
noticias
 
 
946 033 246
629 245 728

La asertividad puede salvar vidas


Cuando hablamos de asertividad, nos referimos a una forma de comunicarnos con los demás desinhibida, en la que expresamos nuestras opiniones de una manera franca, no agresiva. Esto puede ser más difícil en contextos organizacionales, donde la presión de la autoridad puede llegar a ser agobiante.

Sin embargo, la excesiva amabilidad, la inhibición de nuestras verdaderas opiniones puede llegar a ser perjudicial no sólo para el propio individuo, sino para todo un equipo.

Las psicólogas Fischer Ute y Judith Orasanu se han especializado en la toma de decisiones en entornos de equipo de ingeniería compleja, como la aviación comercial y las misiones espaciales. Ellas partieron del dato de que las aerolíneas asiáticas tenían más probabilidades de estrellarse que otras de otras zonas.

A través de diferentes estudios comprobaron que la causa de esta diferencia no se hallaba en la tecnología que utilizaban, la formación de los pilotos o sus sistemas de seguridad. Se trataba más bien de una cuestión de cultura y relaciones sociales. Mientras los superiores emplearían órdenes directas ante una situación de riesgo, los copilotos se decantarían por las frases más neutras, más corteses, más mitigadas.

La cultura asiática pone mucho énfasis en la cortesía y en el respeto a las relaciones de poder. Esto puede conducir a que las personas eviten decir lo que realmente piensan si entran en conflicto con una persona de autoridad. Así, cuando tiene que emitir opiniones o sugerencias, utilizan un “discurso mitigado”, es decir eliminan en lo posible todo signo de oposición o descortesía hacia la otra persona.
Los asiáticos emplean mucho el discurso mitigado, sobre todo si se están dirigiendo a un superior. Imaginemos que el superior es el piloto que se está equivocando, y nadie se “atreve” a decirle cómo debería actuar. Ahí tenemos la explicación de las altas probabilidades de estrellarse de los aviones asiáticos.

A la hora de evitar accidentes de avión, la guerra contra la mitigación es tan importante como cualquier otro factor tecnológico o logístico.
Posteriormente, los miembros de las líneas aéreas asiáticas asistieron a cursos para combatir la mitigación (por ejemplo, siguiendo el paradigma de la falta de mitigación casi absoluta que se respira en las líneas estadounidenses: la forma en la que la torre de control puede llegar a tratar a un piloto que no hace bien las cosas podría poner los pelos de punta a un japonés).

Gracias a los cursos que se impartieron a los miembros de las líneas asiáticas, el número de accidentes se ha equiparado al nivel de otros países.

Fuente: Genciencia

[volver]