M E N U

 
inicio
presentación
preguntas
terapia
autoayuda
contactar
noticias
 
 
946 033 246
629 245 728

El estrés hace que las mujeres sean más sociables y los hombres más antisociales

23 de abril de 2010.

Nuevos estudios realizados por científicos de la Universidad del Sur de California han encontardo que aunque el estrés es una respuesta universal fisiológica, hay diferencias de género en las respuestas psicológicas o comportamentales que puede suscitar. Los nuevos hallazgos sugieren que el estrés hace que las mujeres se muestren más sociables y más conscientes de las expresiones faciales, mientras que que los hombres se comportarían de forma más antisocial.

Los hombres estresados, cuando observan rostros enfadados, presentan una actividad reducida en la región del cerebro responsable de la comprensión de los sentimientos ajenos.

En el caso de las mujeres, el estudio ha demostrado que sucede justo lo contrario: el estrés inducido produjo en ellas un incremento de la actividad neuronal en esa misma región del cerebro. 
 
La investigación, dirigida por la psicóloga Mara Mather, presta apoyo a la teoría propuesta por Shelley Taylor, un neurocientífico de la Universidad de California en Los Ángeles, que sostiene que ante el estrés, los hombres exhiben una conducta de "luchar o huir", mientras que las mujeres enfatizan la amistad y el cuidado, probablemente como una forma de proteger a sus hijos.

En los experimentos, Mather y su equipo dividieron a lo sujetos en dos grupos. Un grupo fue sometido a estrés pidiéndoles que mantuvieran una mano en agua con hielo durante tres minutos, lo que causó una elevación en el nivel de la hormona del estrés cortisol, que duró aproximadamente una hora. El otro grupo metió sus manos en agua a una temperatura agradable, para no elevar los niveles de cortisol. Después se les enseñaron fotografías de rostros neutrales o enfadados mientras se les hacía un escáner cerebral.

Los resultados mostraron grandes diferencias de género en los escáneres cerebrales. Los hombres con altos niveles de cortisol mostraron menos actividad cerebral en el área fusiforme facial (FFA), un área del cerebro involucrada en procesar las imágenes de rostros. En cambio, las mujeres activaron más dicha zona cerebral. Se observaron diferencias similares en la región del cerebro relacionada con la comprensión de las emociones de los demás y los estados de la mente, y en sentir empatía hacia los demás. Mientras que los hombres mostraron una menor actividad y mayor desconexión entre las regiones, en las mujeres la actividad fue más intensa y la conectividad mayor.

Mather concluye que las mujeres tienden a buscar amistad y unión con otras personas cuando están bajo amenza o estrés, mientras que los hombres generalmente no lo hacen

Los hallazgos del grupo fueron presentados en la 17ª sesión anual de la Sociedad de Neurociencia Cognitiva (CNS), celebrada entre el 17 y 20 de abril de 2010 en Montreal, Canadá.


Fuente: PhisOrg.com

[volver]