M E N U

 
inicio
presentación
preguntas
terapia
autoayuda
contactar
noticias
 
 
946 033 246
629 245 728

El maltrato psicológico puede detectarse en las relaciones de noviazgo

8 de octubre de 2010.

Una investigadora del Departamento de Psicología de la Universidad de Extremadura, Macarena Blázquez Alonso, ha llevado a cabo un estudio con 1.080 estudiantes universitarios entre los 17 y 23 años. El estudio pone de manifiesto que los indicadores del maltrato psicológico comienzan a manifestarse en la pareja durante las relaciones de noviazgo. La autora desvela que las expresiones más habituales de violencia psicológica entre los jóvenes son: trivializaciones, reproches, no empatía ni apoyo, juzgar, criticar, corregir, insistencia abusiva y acusaciones. Además, destaca la indiferencia como el comportamiento de maltrato más utilizado por los jóvenes.

La tesis de la profesora Macarena Blázquez Alonso analiza la presencia de manifestaciones asociadas al maltrato psicológico en las relaciones de noviazgo de estudiantes universitarios. Según ha explicado la autora, el estudio ha hecho hincapié en actitudes como la desvalorización, hostilidad, indiferencia, intimidación, imposición de conductas o culpabilización, y la vinculación que sostienen con las distintas dimensiones de la inteligencia emocional.

La investigación pone de manifiesto que además existen diferencias significativas entre los sujetos analizados en cuanto al género, la edad y la antigüedad de su relación. Los resultados han demostrado que el varón emplea con mayor frecuencia que la mujer todas las manifestaciones de violencia psicológica, a excepción de las conductas basadas en infravalorar las experiencias y vivencias de la pareja, criticar o enjuiciar de forma sistemática e injustificada a la víctima y emitir órdenes. El promedio de edad con mayor probabilidad de conflicto es entre los 17-18 años. Además, según detalla la autora, “conforme las relaciones de noviazgo adquieren antigüedad, existe una mayor propensión al ejercicio de conductas de menosprecio hacia las percepciones y vivencias de la pareja”.

Macarena Blázquez presenta como propuesta la creación de un programa de prevención basado en el empleo de la inteligencia emocional como herramienta que les permita anticiparse a las situaciones de violencia, impidiendo la aparición de conductas de sumisión y aceptación de la agresión psicológica, al tiempo que promueve el consiguiente cambio de actitudes.

Fuente: Universidad de Extremadura

 

[volver]